lunes, 7 de noviembre de 2011

Celos, de Paloma Hidalgo

Mírala, ahí sigue haciéndose la víctima sentada en el suelo acariciando la cabeza de la Barbie. Las lágrimas siguen dibujando chorretes en su carita de niña buena, mientras intenta encajarla de nuevo en el cuello dando sorbetones a los mocos que asoman por la nariz. A mí la muñeca me gustaba, pero mi hermana no. Es una niña odiosa, quejica, repelente, que consigue siempre todo lo que quiere de papá y mamá. Que sufra. Antes de rompérsela, y por si acaso vuelven a buscar mi hucha, he sacado los 17 euros que me quedaban desde que le rompí la Nancy.


Entrométete y escribe lo que te sugiera este relato. Después no olvides pasar por el blog de  Paloma Hidalgo



viernes, 16 de septiembre de 2011

La odisea, de Hank Moody

Ulises Rodríguez recorre con tristeza los garitos en los que ha estado buceando todo el verano, se despide sin ganas de las que han sido sus sirenas y lamenta, junto a su tripulación, la cercanía de septiembre, el regreso de Penélope y la cobarde inacción de sus pretendientes, más preocupados —le cuentan sus espías— de lucir tableta que de cargar con una familia numerosa. Mañana se acaba todo, y sus lágrimas alimentan la marea que le devolverá a la rutina.


Entrométete y escribe lo que te sugiera este relato. Después no olvides pasar por el blog de Hank Moody